Aglomerados Cotopaxi- Una industria forestal de calidad

La empresa fue fundada en 1978, ingresando al Ecuador el proceso de producción de tableros de partículas aglomeradas con la más alta tecnología traída desde Alemania, la cual tiene una capacidad de producción de más de 140.000 m3 por año.

En 1978, la empresa realiza la primera compra de bosques plantados de pino y tierras para plantaciones forestales con la intención de fomentar la forestación y reforestación en la región.

Ya en el año de 1995, monta un aserradero industrial para satisfacer las necesidades del mercado de madera solida de pino. La empresa utiliza todos los subproductos de esta línea de producción como materia prima en las líneas de tableros. Un año más tarde, la empresa instala la segunda prensa de recubrimientos con chapas de madera.

En 1997 inauguró la más grande planta de MDF en la Región Andina. Su producto causó tal impacto en el mercado, que la empresa tuvo que emprender una activa campaña de difusión y capacitación en la utilización del MDF en Ecuador, Colombia y Perú.

Preocupados por trabajar con un manejo responsable del bosque y tener una política amigable con el ambiente, Aglomerados Cotopaxi en el 2002 inicia el ciclo de certificaciones y trabajo de mejoramiento continúo. En el 2011, la empresa obtiene la certificación FSC al plan de manejo forestal sostenible, esta certificación le permite a Aglomerados Cotopaxi proyectarse tanto en el mercado nacional como internacional.

Además de esto, la empresa cuenta con un patrimonio forestal de 12.500 hectáreas, de las cuales 11.000 hectáreas son plantaciones de pino radiata y pátula, y más del 30% restante está destinado a áreas protegidas para la conservación de ecosistemas propios de la zona, conservación de bosque nativo, protección de cuencas hidrográficas y otros beneficios ambientales.

 

Proceso de plantación y producción del producto

Los procesos productivos que mantienen Aglomerados Cotopaxi son de alta calidad, ya que inician con la investigación de especies forestales apropiadas y producción de sus plántulas en sus sofisticados viveros. El vivero que mantiene la empresa, cuenta con una capacidad de producción de cuatro millones de plántulas al año.

En cuanto al proceso de plantación, la mano de obra comienza mezclando la semilla de la plántula con la tierra, que en este caso son pinos radiata y pátula, luego, a esa mezcla se les coloca en unas jabas de plástico donde son colocadas hasta cuarenta plántulas por jaba.

Una vez terminado este proceso, se les introduce ordenadamente en el vivero, aquí pasan alrededor de unos dos o tres meses, para que puedan crecer con normalidad. El proceso de riego de las plántulas es mecanizado, lo cual facilita las condiciones de crecimiento adecuado de la planta.

Completado el proceso, se les traslada inmediatamente a un vivero descubierto, aquí las plántulas van a cumplir con el proceso de aclimatación, el cual es clave para que la plántula pueda sobrevivir a agente externos propios de la naturaleza.

Una vez que la plántula está lo suficientemente fuerte y desarrollada, se les traslada al bosque, donde podrá desarrollarse en su ambiente, pero con procesos de control y supervisión a cargo del personal de Aglomerados Cotopaxi.

A partir de los 15 a 20 años de vida del árbol, se procede al chapeado del bosque,  que comprender procesos mecanizados de corte del tronco del árbol. Luego es llevado a la planta industrial, donde es sometido a un proceso de trituración de la madera, esto va a servir como materia prima para la fabricación de los tableros de partículas aglomeradas.

 

Redacción: Ecuador Forestal

Opina

*