Uruguay: Resurge interés por invertir en cadena forestal

Firma local prevé comprar 10.000 ha para plantar árboles

Luego de la crisis internacional de 2008, en los dos años posteriores, el sector forestal de Uruguay no recibió prácticamente inversiones de fondos privados del exterior para la compra de tierras para este fin. El ritmo de plantación de árboles permaneció estable, dominado por las grandes empresas de celulosa (UPM y Montes del Plata) y las firmas de tableros (Urupanel y Weyehaeuser) en una superficie que hoy ronda el millón de hectáreas.

No obstante, esta semana se conoció la noticia de que una empresa local, Agroempresa Forestal S.A., fue autoriza por el Banco Central a emitir un fideicomiso por US$ 50 millones para la compra y administración de tierras para forestación.

El director ejecutivo de esta empresa, Francisco Bonino, reconoció a El País que en los años 2009 y 2010 las inversiones para la compra de tierras bajaron. Aunque explicó que esto obedeció a que existían muchos fondos de inversión del exterior que culminaron su etapa de plantaciones en 2008.

Agregó que Agroempresa Forestal decidió invertir ahora porque “era una buena oportunidad para los inversores uruguayos”, en particular para las AFAPs, “porque es un negocio que está probado en el mundo y Uruguay”.

Actualmente, del millón de hectáreas que están forestadas en el país cerca de 250.000 ha están en manos de fondos de inversión, en su mayoría del exterior.

En tanto, luego de emitido el fideicomiso, Agroempresa Forestal tiene previsto comprar 10.000 ha en el Este del país, de las cuales prevé forestar 6.700 ha y dejar el resto para la ganadería. El proyecto no prevé la inclusión en ninguna de las fases industriales de la madera. Una vez culminado el proceso de maduración de las plantaciones de árboles, la firma proyecta una producción de 2,7 millones de metros cúbicos. El 50% será madera destinada a aserraderos y el restante 50% se volcará a pulpa de celulosa o producción de energía.

Según el plan de negocios de la empresa, está previsto que de la inversión inicial de US$ 50 millones, las utilidades alcancen los US$ 235 millones al final del período (21 años).

Fuente: www.lignum.cl