Los bosques, integrados en el desarrollo rural

El director general de Desarrollo Sostenible del Medio Rural del Ministerio de Medio Ambiente (MARM), Jesús Casas, ha resaltado la importancia de integrar la gestión de los bosques en el marco de una política de desarrollo rural en el que los ciudadanos del terreno tengan el debido protagonismo.

En la inauguración el lunes del seminario “Situación actual de los boques: retos y oportunidades”, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, Casas ha destacado la expansión de los bosques españoles y ha dicho que en los últimos 10 años la cubierta forestal se ha incrementado en cerca de 5 millones de hectáreas.

El director general ha incidido en la necesidad de contar, para la gestión forestal, con la visión del territorio y de sus gentes, devolviendo el protagonismo al terreno y trenzando, poco a poco, redes de decisión en la que los ciudadanos del terreno no solo tengan capacidad para incidir, sino que tengan el debido protagonismo.

“Un país en el que la mitad de su superficie es forestal no puede hacer política rural si no tiene en cuenta a los montes y, por otra parte, difícilmente va a ser posible gestionar adecuadamente los bosques si no es integrados en un escenario de política rural”, ha advertido Casas.

Por ello, ha subrayado la conveniencia de aplicar en el gran espacio de territorio que ocupan los bosques una visión transversal de desarrollo sostenible, señalando que en la gestión de los paisajes se enmarcan, en una matriz común, los distintos usos del territorio, que no se pueden ver de forma aislada.

El director general ha resaltado la etapa de expansión que se constata en la situación de los montes españoles, que en la actualidad cubren más del 54 por ciento del territorio nacional, con un aumento anual de la superficie forestal de más de 200.000 hectáreas por año.

De esta forma, en los últimos 10 años la cubierta forestal se ha incrementado en cerca de 5 millones de hectáreas, aunque Casas ha matizado que si bien “los bosques están creciendo, siguen siendo muy jóvenes, y las masas forestales necesitan gestión activa, y esa necesidad de gestión activa se puede y se debe convertir en un desarrollo para la actividad de la gente”.

Fuente: www.efeverde.com