Investigarán a árboles que sobrevivieron a incendio que arrasó 20 mil hectáreas en España

Cerca de mil cipreses sobrevivieron increiblemente un incendio de cinco días que acabó con 20.000 hectáreas de bosque forestal en Valencia, España.

Los árboles, plantados hace 22 años, ocupan un terreno de 9.000 metros cuadrados, los que se mantuvieron pese a que el fuego acabó con los árboles de pinos, carrasca y encinas que se encontraban en los alrededores. Solo 12 de los cipreses se quemaron, pero eso logró controlar y disminuir la expansión de fuego.

Si bien aún se desconoce la razón de esta extraña propiedad del árbol, el departamento de Árboles Monumentales de la Diputación de Valencia cree que el ciprés al ser una especie que tiene una hojarasca delgada, puede compactar y conservar la humedad, ayudando a detener la expansión del fuego.

Bernabé Moya, director del departamento, señaló que lo asombroso es que el fuego no avanzó por la parte alta, y apenas provocó la deshidratación de las hojas en los 12 cipreses quemados, los que en pocos meses podrían regenerarse. “Los árboles se comportaron como una pantalla contra el fuego”, señaló el botánico a El País.

Frente a este descubrimiento, los expertos españoles están evaluando la posibilidad de utilizar el árbol como una pantalla cortafuego en los bosques para evitar incendios forestales “Se podrían plantar de forma estratégica, entre tres y 15 líneas de cipreses, para reforzar los cortafuegos en zonas de difícil acceso”, explicó Moya. Sin embargo, algunos expertos se encuentran en contra de la iniciativa, pues la plantación del ciprés podría afectar el ecosistema del lugar.

Para poder discutir el tema más a fondo, en Valencia se reunirán el próximo 27 de septiembre alrededor de treinta expertos internacionales para discutir a los cipreses y sus propiedades cortafuego.

Fuente: Lignum (www.lignum.cl)