España: Castilla y León espera avanzar del 2% al 8% de generación eléctrica con biomasa

El plan regional prevé que el sector genere en torno a 4.500 nuevos empleos hasta el año 2020

El Plan de Bioenergía elaborado por la Junta de Castilla y León pretende promover el consumo de residuos vegetales procedentes de la agricultura y los tratamientos forestales para la producción de energía eléctrica. El objetivo incluido en el plan es que la generación de electricidad con estos métodos pase del 2% actual del total de la energía producida al 8% de manera que las cerca de 70 millones de toneladas de biomasa forestal y vegetal disponible en la comunidad autónoma sustituyan en parte el consumo de combustibles fósiles.

El proyecto fue anunciado por el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Antonio Silván, durante la inauguración ayer en Valladolid de la sexta edición de la feria Expobioenergía, un encuentro profesional en el que fabricantes y comercializadores de maquinaria para el tratamiento, la explotación y el consumo de materiales vegetales como combustible presentan las últimas novedades del sector.

La feria, que finaliza hoy, ocupa 18.000 metros cuadrados de exposición en la Feria de Valladolid y en su interior están representadas firmas de 25 países.

Castilla y León es una comunidad referente en el tratamiento y uso de la bioenergía, ya que cuenta con una producción de más de 70 millones de toneladas de biomasa disponible al año y es la única en España con un plan de desarrollo energético. La región cuenta con 577 instalaciones de bioenergía para producción de electricidad, energía térmica, fabricación de biocombustibles sólidos y líquidos además de biocarburantes. Castilla y León es líder en fabricación de “pellets”, píldoras de residuos de madera endurecidas para su uso en calderas. La comunidad aporta el 20% de los biocombustibles sólidos que se fabrican en España.
Silván indicó que la explotación de la biomasa para la generación de energía constituye un sector estratégico y existe una gran potencialidad de estos recursos por tratarse de la comunidad con mayor superficie agrícola y forestal.

«Limpia renovable y eficaz»

Los residuos de la agricultura y los que genera la silvicultura son los principales recursos de esta iniciativa. «Es un sector generador de actividad productiva limpia, renovable y eficaz además de contribuir a la sostenibilidad del medio ambiente, tiene un gran valor socioeconómico y permite dar valor a los residuos de la explotación agrícola y forestal a través del plan de bioenergía», enumeró el titular de Fomento y Medio Ambiente.

Silván, que estuvo acompañado de la viceconsejera de Economía, Begoña Hernández, y del presidente de Expobioenergía, Javier Díaz, felicitó a Avebiom (Asociación Española de Valorización Energética de Biomasa) y Cesefor (Centro de Servicios y Promoción Forestal y de su Industria en Castilla y León) por su apuesta por este sector y subrayó que en Castilla y León. «La bioenergía tiene cada vez más peso, completa las energías convencionales, reduce la contaminación ambiental y rebaja el riesgo de incendio», recordó el consejero.
El titular de Fomento y Medio Ambiente recordó que la Junta trabaja en el impulso para dar un valor a los residuos forestales y vegetales a través del Plan Regional de Bioenergía 2011-2020, que presenta un triple objetivo.

Por un lado, el inversor, con más de 2.700 millones de euros previstos repartidos entre la iniciativa privada y pública en estos años. Por otro, un fin social, ya que prevé la generación de 4.700 puestos de trabajo. Y un tercero, de carácter energético, cuantificado en un incremento del uso del consumo de biomasa, que pase del 2% al 8% anual.

Fuente: www.lignum.cl