Chile envía a Bolivia expertos para apoyar el combate de los incendios forestales

Tres expertos de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) de Chile viajan hoy a Bolivia para apoyar la lucha contra unos 34.000 incendios forestales que han afectado ya a cerca de dos millones de hectáreas de la Amazonía de ese país, informó el organismo.

La decisión fue adoptada por el Gobierno chileno en respuesta a una solicitud de las autoridades de Bolivia, que tratan de controlar los incendios y evitar un desastre de gran magnitud en el país andino.

La Conaf explicó en un comunicado que los expertos chilenos se integrarán a los trabajos coordinados por el Gobierno boliviano en el control de los focos que afectan a los departamentos de Santa Cruz y Beni, centrándose en la evaluación y planificación de las acciones de combate del fuego.

El equipo está integrado por los ingenieros forestales Patricio Sanhueza, jefe del Departamento de Operaciones de la Gerencia de Manejo del Fuego de Conaf, Eduardo Mera, jefe del Departamento de Manejo del Fuego de Conaf en la Región del Biobío, y Luis Valenzuela, jefe de la Unidad de Planificación y Desarrollo del Departamento Manejo del Fuego de Conaf en la misma región.

“Les deseamos el mayor de los éxitos en las tareas que desarrollarán apoyando y orientando a los funcionarios bolivianos”, dijo en tanto el ministro de Agricultura chileno, José Antonio Galilea, que señaló que el equipo que viaja es del más alto nivel técnico en el combate de incendios forestales.

A la ayuda chilena se espera que se sume la de Brasil y Argentina con apoyo personal y material.

Según la Conaf, las imágenes satelitales detectaron 34.328 focos, de los cuales cerca de 18.000 están en el departamento de Santa Cruz y 14.000 en el de Beni, afectando a un total de 2.630.065 hectáreas de Amazonía.

Los incendios son habituales en Bolivia cada año, cuando comienza la época del llamado “chaqueo”, práctica de indígenas y campesinos que consiste en prender fuego a rastrojos y zonas boscosas para desbrozar campos y ampliar las áreas de cultivo.

Al no existir indicios de lluvia en la zona se estima que los incendios podrían aumentar pese a la prohibición de las quemas de pastizales.

Fuente: Agencia EFE