Bolivia: Campesinos queman millón y medio de hectáreas y afectan vuelos

Unos 25.000 incendios prendidos por indígenas y campesinos bolivianos, en una práctica ancestral para ampliar zonas de cultivo, han quemado millón y medio de hectáreas en las últimas semanas y causado suspensiones y retrasos de vuelos en varias ciudades, informaron ayer fuentes oficiales.

El Director de la Autoridad de Control y Fiscalización de Bosques y Tierras, Clíver Rocha, expresó preocupación porque los focos de fuego han pasado de 17.000 a 24.961 en menos de tres días.

“Es uno de los crecimientos de focos de calor más importante en los últimos años. El mayor ocurrió en 2004, cuando tuvimos 50.000 en seis millones de hectáreas.Hoy estamos por la mitad y no hemos pasado la época dura”, declaró Rocha.

Densas columnas de humo han ocasionado ayer suspensiones y demoras de vuelos en las ciudades de Trinidad, Guayaramerín, Riberalta y Cobija.

La región amazónica y oriental de Santa Cruz, fronteriza con Brasil, es una de las más afectadas, puesto que allí al menos 60 viviendas fueron arrasadas por el fuego.

Según Rocha, el incendio mayor está en el departamento norteño de Pando, también en la Amazonía, donde el fuego ha devastado unas 10.000 hectáreas y amenaza al pueblo de Puerto Rico y a la reserva forestal de Manuripi, por lo que se analiza declarar la zona en emergencia.

Otro caso grave se registró la región central de Cochabamba, donde un incendio que comenzó hace tres días arrasó 1.000 hectáreas del Parque Nacional Tunari, situado a solo cuatro kilómetros de la capital homónima del departamento.

Los incendios son habituales en Bolivia cada año, cuando comienza la época del llamado “chaqueo”, práctica de indígenas y campesinos que consiste en prender fuego a rastrojos y zonas boscosas para desbrozar campos y ampliar las áreas de cultivo.

Rocha alertó sobre algunos “chaqueos” descontrolados que pueden llevar al país a una situación de “desastre” por los efectos del humo y las cenizas en la salud de las personas, aparte de las pérdidas económicas que dejan los incendios.

En las próximas horas se reunirán representantes de sectores productivos e instituciones estatales para lanzar una campaña “para parar el fuego” y promover el cambio de las prácticas de expansión agrícola.

Fuente: Jornadanet.com