BAMBÚ: Obtención y preparación

Materia Prima

Los bambúes son plantas gramíneas que pertenecen a la familia de las Poaceas, éstas se pueden encontrar en las zonas tropicales, subtropicales y templadas, representadas por más de 90 géneros y aproximadamente 1400 especies.

En América Latina la especie más común que es utilizada para fines constructivos, es la denominada GUADUA(augustifoliak.).

Los bambúes se constituyen como plantas de rápido crecimiento, puesto que pueden llegar a alcanzar hasta 1.00m de crecimiento en 24 horas, logrando de esta manera crear una gran demanda dentro del mercado de la construcción, puesto que al bambú se le puede aprovechar a partir de los tres hasta los seis años de desarrollo de la planta, un tiempo mucho menor al de las maderas tradicionales.

 

Selección

Dentro de la plantación de bambú se deben seleccionar las cañas que estén maduras o hechas. Para la selección se marcan aquellas que se deberán cortar en el proceso de corte.

Deberán protegerse al máximo los plantones, lo cual permitirá un proceso de explotación sostenible de la plantación de bambú. 

Corte

El corte debe hacerse en menguante lunar preferiblemente en las tres noches de mayor oscuridad y entre la media noche a 4:30 am. Realizarlo en época seca y/o fría es más favorable. No utilizar la caña seca del plantón, utilice la caña madura.

El corte deberá hacerse entre el primero y segundo nudo sin dejar vaso para que no se acumule la lluvia y se pudra el rizoma, además para facilitar el nacimiento de las nuevas cañas.

PAUTAS GENERALES DE SELECCIÓN DE BAMBÚES A CORTAR

Brillo. En el caso de Bambusa vulgaris es importante para reconocer su maduración o edad, el brillo lustroso de las cañas.

Color. Preferir las de color más apagado, y en general, las que tienen brillo ceroso (similar a que se le hubiese aplicado una mano de cera), son cañas de más edad y de mejor densidad de fibra. Descartar las cañas que exhibe un color brillante e intenso y que al secar son más blanquecinas y opacas. 

Rectitud. Seleccionar las cañas más rectas. Para tener una dimensión de la rectitud, se coloca la caña vertical, con una plomada igual a su longitud en la punta. La distancia lateral de esta plomada a la base marcará que tan ´fuera de plomo´ es dicha caña. Conviene expresarlo en un porcentaje sobre el largo total. Por ejemplo, si en 4 metros la plomada esta a 40 cm del eje, tiene una desviación del 10%.

Diámetro y regularidad (conicidad). El diámetro conviene medirlo, contando desde la base, a la altura de la vista. La conicidad es la diferencia entre el diámetro mayor y el menor medido en el mismo sitio. Las cañas nunca son perfectamente colíndricas, pero a veces son muy aproximadas a esa forma.

Distancia de nudos (entrenudo). Los bambúes tienen menos distancia entre nudos en su base que en las puntas.

Espesor de pared. Todos los bambúes tienen más pared cerca de la base que en la punta. Hay cañas que tienen pared irregular, esto es que la pared no tiene un espesor constante en su circunferencia. Es medido en milímetros.

Avinagrado o “curado”

Después del corte basal, hay que dejar las cañas de 15 a 20 días dentro del correspondiente plantón, en el sitio de corte. Las cañas deben mantenerse verticales para que se escurran y no se deformen, con el fin de que la savia baje, y evitar así el ataque de plagas.

Transporte

Después del curado en el plantón se debe tener mucho cuidado al transportar las cañas al sitio de inmunización, evitando los impactos y procurando no tirarlas para que no se produzcan daños como rajaduras, huecos o deformaciones.

Limpieza 

Antes de la inmunización es muy conveniente limpiar con cepillo o lavar con agua las cañas para quitarles el polvo, el barro (fango) o la suciedad en general, con el objetivo de no contaminar el líquido inmunizante y para que su superficie sea más uniforme.

Perforación

Con el fin de inmunizar las cañas se deben perforar estas previamente, a todo lo largo, con una varilla mayor de 12 mm para que atraviese todos los nudos y pueda penetrar en toda su longitud el líquido inmunizante.

Preservación

En dependencia del sistema de inmunización seleccionado, se procede a la inmersión de las cañas por el tiempo previsto. Es imprescindible dar tratamiento al bambú para poder emplearlo, algunos métodos pueden ser: 

Tratamientos adicionales:

1. Curado en el plantón (avinagrado de 15 a 20 días)

2. Almacenamiento en agua

3. Hervido con 1% de sosa caústica (hidróxido de sodio), aproximadamente 30 minutos; o con carbonato de sodio, aproximadamente 60 minutos.

4. Lavado  con cal, Ca(OH)2 transformándose en CaCO3

Secado 

Cuando se retiran las cañas de la solución inmunizante deben permanecer verticalmente para que escurran bien. Se dejan secar al sol hasta que se pongan de color amarillento. 

Conservación y preservación

Se les limpia con virutas y se les aplica: Aceite de linaza con 30% de trementina y luego cera con alquitrán para protegerlas contra el blanqueamiento producido por la luz ultravioleta.

Almacenamiento

Una vez secas las cañas se deben almacenar, bien organizadas, en un sitio seco y cubierto para protegerlas de la intemperie.

 

 

 

FUENTE: INBAR/ Ecuador

 

Comentarios

  1. Edison Rogel dice:

    Sería muy importante si también indicarán la forma de propagación de esta especie tan impolrtante.

  2. hola, el bambu que se seca al aire libre y acosatdo, se puede utlizar para construir una churuata
    gracias

    • Estimado Irvin,

      Coménteme por favor a qué se refiere con churuata.
      Por otro lado, es preferible secar al horno el bambú, porque al aire libre puede ser víctima de algún hongo o insecto.

      Cordialmente,
      Ecuador Forestal

  3. Que altura es la óptima para cortar y cuantas perforaciones se deben de hacer?

Opina

*