La FAO busca extender a más países las mediciones forestales vía satélite

Será en la XVI Cumbre Mundial sobre Cambio Climático (COP16) que se celebrará en México a fines de año. La organización internacional apunta a que más países se sumen al programa de vigilancia vía satélite de recursos forestales para evaluar la protección de los bosques y el cálculo de las emisiones de gases contaminantes.
Fuente: Agencia EFE

MEXICO (Agencia EFE) .- La FAO buscará en XVI Cumbre Mundial sobre Cambio Climático (COP16) que se celebrará en México a fines de año que más países se sumen al programa de vigilancia vía satélite de recursos forestales para evaluar la protección de los bosques y el cálculo de las emisiones de gases contaminantes.

Así lo declaró a Efe el oficial mayor de Recursos Naturales y Cambio Climático de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Alberto Sandoval, en un taller realizado esta semana en Guadalajara con representantes técnicos de 35 países.

La teledetección vía satélite ha proporcionado imágenes de la tierra durante los últimos 30 años y ahora se pretende utilizar en un programa de Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales de la FAO que no tiene precedentes.

Desde 2008, el Grupo de Observación de la Tierra (GEO, por sus siglas en inglés), en colaboración con la FAO, monitorea la evolución de la masa forestal en una decena de países (Colombia, Perú, Guayana, México, Tanzania, Camerún, República Democrática del Congo, Australia, Brasil e Indonesia).

El programa del organismo mide superficies boscosas y, mediante una fórmula, calcula cuánto dióxido de carbono absorben los bosques que ayudan a reducir las emisiones de gases contaminantes.

En el taller los representantes de los países acordaron sumarse a dicha iniciativa de medición vía satélite.

Aunque los acuerdos alcanzados en esta reunión son técnicos y no vinculantes, los más de 80 asistentes acordaron presentarlos a sus países para que los respectivos Gobiernos los trasladen a la COP16, que se celebrará del 29 de noviembre al 10 de diciembre en Cancún.

La idea es que cada país elabore de manera permanente bases de datos que vinculen la información forestal con la absorción de dióxido de carbono que propician los bosques.

Esto determinará quiénes han logrado reducciones significativas en los gases contaminantes y son susceptibles de recibir incentivos económicos que ya fueron aprobados en la COP15 de Copenhague (Dinamarca), para los cuales aún hay que establecer los mecanismos de reparto.

También permitirá una mayor rendición de cuentas pues los países participantes podrán revisar si “lo están haciendo de forma correcta” los demás, apuntó Sandoval.

El funcionario dijo que a partir de ahora “estaremos midiendo cuánto carbono es lo que el día de hoy las sociedades emitimos y, sobre eso, el que reduzca recibirá el valor del carbono que se está planteando en la nueva economía mundial”.

Uno de los temas centrales de las discusiones del taller fue el modo de fomentar el cuidado de los bosques como una manera de combatir el cambio climático.

Para Sandoval, el reto actual es no disminuir los espacios forestales pues los árboles ayudarán a que bajen las emisiones de efecto invernadero que calientan el planeta.

De esta forma, “podremos alcanzar bajar los dos grados de temperatura global que las Naciones Unidas ha puesto como meta”, concluyó.